martes, 7 de octubre de 2008

Tentación

Siento su respiración tan cercana a la mía, la miro directamente a los ojos y me doy cuenta que acabo de mandar todo a la mierda y que es este momento el único que esta latiendo; algo dentro de mí estalla y siento la hinchazón del músculo que descansa en mi pelvis, no hay duda, mis sentidos no me engañan ¡si no tuviera la moral tan metida en mi cabeza!, Nunca besar unos labios había resultado tan arriesgado, soy casado y sé que ella no anda sola, pero qué hacer, ella lo busca y mis caretas le dan confianza para regodearse en su mentira coqueteo, si por algún momento jugara a no ser, si propusiera un juego, un especie de escape para que la culpa no resulte ser tan culpable; la miro disimulando el calor y le propongo,¿qué me das por una soda y un par de caramelos?

Al escuchar la propuesta ella adopta una postura felina y en silencio asecha a mi ser como carne fresca en medio del África ardiente, me encuentro acorralado entre una leona que no pretende pasarse la tarde sin comer y mi conciencia que me habla con voz de mujer y me pide compasión frente al olvido; pensé que una soda calmaría su sed no que la calentaría más.

Tan acorralado y reprimido por estas fuerzas, mi razón pasó a callar a la conciencia, se destapa la ironía y no pretendo seguir pasando mas tiempo con el rabo entre las piernas, salto encima de ella y de un mordisco arranco todo sentido de moral de sus labios, me corono de pieles y jadeo junto a su lengua, las presiones cambian a los hombres y yo en este momento soy un asesino que no pienso en mas que en cobrar sangre a raíz de la tentación.



S e r g i o

4 comentarios:

- LU - dijo...

que suerte!! justo entro y publican otro post. me encantó este último que escribiste y veo que los animos estan encendidos.
una pregunta sin que suene indiscreta.. diana es tu novia?

- LU -

Contadores de Cuentos dijo...

Hola, que bueno que te haya gustado, y Diana no es mi novia, es mi esposa. saludos

.lu. dijo...

Entonces hacen buena pareja.
escriben lindo los dos.

.LU.

Contadores de Cuentos dijo...

Muchas gracias!

Sergio.