domingo, 14 de septiembre de 2008

Ventana, entrada de Luz

Él, sentado frente a la ventana, fuma y mira imperturbable hacia la entrada de luz.
Ella detrás de Él, con un par de maletitas color turquesa que descansan en sus pies, respira profundo y despierta al silencio que dormía en el cuarto...

Me voy, me escapo de ti, te dejo, está todo decidido... ah! y por favor, no intentes hacerme dudar, ya no me digas nada, he pagado mis cuentas, hice mis maletas mientras dormías, ya te dije feliz cumpleaños y... sí, comí un poco del pastel que dejó tu madre, ahora no tengo absolutamente nada que hacer aquí... bueno, adiós, que te vaya bien, espero que puedas rehacer tu vida...

Ah, si, me olvidaba, creo que no está de más recordártelo, no me llames, no me busques, si quiero saber de ti, yo sé perfectamente como encontrarte; estoy dejando mi celular en el cuarto, ya sabes, para ayudarte a que esto sea mas sencillo; ¿viste?, después de todo no soy tan mala persona, bueno, se me hace tarde, ¿no vas a decir nada?...no!, no vas a decir nada...

El silencio, siempre el silencio, que educado que eres ahora, TE ESTOY DEJANDO y esta vez no serán dos semanas, ni tres, ni cuatro; me voy, dije que me limpio de ti.Podrías ser un poco más hombre y mirarme a la cara, siempre fuiste tan poca cosa, hasta ahora no comprendo como pude pasar tanto tiempo contigo, pero no nos debemos nada, yo ya he pagado mis cuentas y me voy, chau - chau, good bye!

¿Puedes dejar de estar tan callado y mirarme por una sola vez, fingir que te importa que me vaya, que realmente alguna vez fui importante para ti? ¿Puedes rogarme o tan solo gritarme insultarme y pegarme u ordenarme que me quede antes de seguir mirando la ventana como si fuera la maldita televisión?... quiero ser esa puta ventana que te atrae tanto....

Mi amor, podemos arreglarlo, ¿Quieres que me quede? Ya sé, te preparo el café, te hago la cama, déjame bañarte y servirte, seré tu empleada, tu muñequita; no veo porque seguir en este silencio, no lleva a nada.... sí claro, me iba, digo, estaba pensando en irme pero creo que estas enfermo y debo de cuidarte, ¡sí!, eso es, ¡la enfermedad de los hombres inteligentes!, siempre pensando y pensando...

Tengo puesto el vestido de nuestro aniversario, ¿Te acuerdas lo que hicimos esa noche? Las cosas que me decías, cómo me veías, me veías, ¡Tú me veías! ¿Por qué ahora no lo haces? ¿Por qué no te mueves, roca maldita, de esa postura infernal? deja de matarme, ¿Quieres que me muera?, ¿Quieres que me mate por ti?...

Soy tu esclava, aquí me quedo; perdón, perdón señor mío, amo mío; no quise decirte esas cosas, sólo fue una función para ti, ¡como sorpresa!, a ti que te gustan las cosas nuevas, las cosas vanguardistas, me merezco un aplauso, ¿no mi amor? Digo, por lo buena actriz, si, yo me merezco un aplauso y mucha atención, no una espalda fría... puedes hacer algo, puedes regalarme algo...

No, ¿ Qué haces?, no te levantes ¿ A donde vas? aquí tienes a tu sierva, tu esclava, tu puta; ¿Por qué no me tocas?, deja de ponerte la casaca, deja eso, mírame a los ojos, quitate la maldita casaca ¿Por qué carajo no te causo compasión? sí, estoy embaraza y voy a tener ese hijo tuyo, tengo todo lo que tu quieras que yo tenga pero deja de caminar hacia la puerta mira de nuevo tu ventana, tu maldita entrada de luz, deja de matarme con cada movimiento, no te vayas, no me dejes, no! No, no, no...
S e r g i o

3 comentarios:

Contadores de Cuentos dijo...

eres gay?

lachata

Anónimo dijo...

que buen puesto, hay muchas mujeres asi lamentablemente me ha gustado muy bien escrito!

.lu. dijo...

te peudes transformar en gato, perro mujer.
me encanta

.LU.